La consejera de Empleo, Formación y Trabajo AutónomoRocío Blanco, ha explicado en el Parlamento andaluz que durante este año van a incrementarse el número de actuaciones de la Inspección de Trabajo para garantizar la igualdad de género en el mercado laboral, que serán casi un el millar, de acuerdo a la Programación Territorial de Objetivos para 2019 que establecen de forma coordinada la Junta y la Administración Central.

Durante una comparecencia parlamentaria para explicar los planes y actuaciones previstos para acabar con las desigualdades de las mujeres en el trabajo, Rocío Blanco ha citado datos que evidencian la desigualdad de la mujer en el mercado de trabajo, como que la tasa de empleo femenina apenas alcanza el 36%, frente al 51% de la tasa de empleo masculina, o que el 39% de las andaluzas inactivas aleguen como causa para no buscar empleo las laborales del hogar, frente al 5,8% de los hombres.

Igualmente, ha citado el dato de la brecha salarial, que alcanza casi los 6.000 euros de diferencia entre el salario medio anual de los hombres y el de las mujeres en Andalucía. En concreto, la última Encuesta de Estructura Salarial que publicó el INE el año pasado la sitúa en una diferencia anual de 5.849,51 euros entre lo que cobra de media una trabajadora frente a un trabajador, dato que refleja que el salario medio de las mujeres es un 24% menor al de los hombres.

Plan de inspección

Con respecto a las actuaciones coordinadas con la Inspección de Trabajo, la consejera ha asegurado que se ha fijado en la Programación Territorial de Objetivos para el año 2019distintas actuaciones en materia de igualdad por razón de género, y se han fijado como objetivos preferentes, por estar directamente ligados con supuestos de precarización laboral, la discriminación salarial por razón de género, el acoso sexual y la discriminación en el acceso al empleo.

En total, están previstas 948 actuaciones, ha añadido la consejera, un aumento del 6% con respecto a 2018 que abordará aspectos como el control de la elaboración de los planes de igualdad; la protección de los derechos sobre conciliación de la vida familiar y laboral, o la vigilancia de la presencia de cláusulas discriminatorias en los convenios colectivos.

Junto a todas estas actuaciones de la Inspección, la consejera también ha subrayado otras 66 acciones previstas por la Inspección centradas en una campaña para vigilar los riesgos musculoesqueléticos que sufren las camareras de piso, sector con un alto porcentaje de presencia femenina, así como medidas específicas de integración de la perspectiva de género en el futuro II Plan de Actuación que derivará de la Estrategia de Seguridad y Salud en el Trabajo vigente hasta 2022.

Programa de incentivos

Por otra parte, la consejera también ha informado que está previsto desarrollar un programa de incentivos dirigido a corporaciones locales, empresas y entidades sin ánimo de lucro en materia de planes de igualdad y conciliación de la vida laboral, familiar y personal a través de la Dirección General de Trabajo y Bienestar Laboral.

Estos incentivos incidirán en el fomento de los planes de igualdad en empresas y entidades locales que no tengan obligación legal de tenerlo, y que incluyan entre otros aspectos la inclusión de medidas en el área de selección y contratación, área de promoción profesional y desarrollo de carrera, área de formación continua, área de retribución, área de conciliación de la vida laboral, familiar y personal, y área de salud laboral.

También se pondrán en marcha ayudas para apoyar la conciliación de la vida laboral, familiar y personal por entidades locales y empresas, con ayudas para financiar proyectos concretos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here