Resultado de imagen de el real de a ocho
El Ateneo de Motril ha reiniciado su actividad con un nuevo año de actividades culturales. Y lo ha hecho con una interesante conferencia-coloquio que llevaba como título genérico “Cuando la plata española dominaba el mundo”, protagonizada por Juan Fernando Martínez Atienza, médico, profesor del IES La Zafra y numismático.
Resultado de imagen de el real de a ocho
EL REAL DE A OCHO, LA MONEDA ESPAÑOLA QUE DOMINÓ EL MUNDO 

Se acuñaba en las minas de nuestro Imperio desde finales del siglo XV y se reacuñaba en remotas áreas del mundo como China, Sudán, Ceilán o Zanzíbar. Fue la primera moneda de curso mundial de la historia y llevó nuestra “cara” y nuestra “cruz”, nuestras Columnas de Hércules y a nuestros Reyes, a los confines más alejados del planeta, pero hoy desgraciadamente pocos españoles conocen esta historia.

Se llamaba Real de a Ocho, equivalía a 8 pesos españoles y su uso comenzó tras la reforma monetaria que llevaron a cabo los Reyes Católicos tras el Descubrimiento de América. También se la conocía como “Peso duro”, denominación que dio lugar al “duro” que los españoles conocimos después con nuestra siguiente moneda: la Peseta.

A su vez, nuestras monedas acabaron por alcanzar los lugares más remotos del planeta, en muchos de los cuales se aceptaba como pago, reacuñándola con el sello del lugar en el cual se usaba. De esta forma, nuestra moneda se extendió por toda Europa, por toda América y por grandes extensiones de Asia y África, llegando hasta lugares tan lejanos como Australia a mediados del siglo XIX. Y fue tal su impacto internacional, que no solo llegó a regular el sistema financiero internacional, sino que  llegó a desestabilizar todas las economías del este asiático y de China, provocando el caos financiero en la grandiosa economía de la Dinastía Ming.

Pocos sabrán que fue ésta moneda (una moneda española), la primera en convertirse en moneda de curso legal en los Estados Unidosde América, estando en vigor nada menos que hasta la ley que la derogó a finales del siglo XIX (1857). Y los estadounidenses de entonces, que conocían  al Real de a Ocho como el “Spanish Dollar”, le dieron tal importancia a aquella moneda que adoptaron para siempre el españolísimo símbolo de las Columnas de Hércules(grabado en ella), como símbolo de su actual moneda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here