El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración LocalJuan Marín, ha presidido en Cádiz la firma del convenio entre el Gobierno andaluz y representantes de las ocho diputaciones provinciales relativo al Programa de Fomento de Empleo Agrario (PFEA).

En su intervención, Marín ha explicado que con los recursos que la Junta de Andalucía va a poner a disposición de las diputaciones se pretende “arraigar la población al territorio y dar oportunidades laborales a muchas personas que desgraciadamente están en situación de desempleo, que son parados de larga duración o que son personas que están en una situación de riesgo social”.

El Consejo de Gobierno autorizó el martes 16 de julio a la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local la concesión de las subvenciones destinadas a la financiación de los costes de adquisición de los materiales de los proyectos de obras y servicios afectos al PFEA del ejercicio 2019 por un importe total de 54.455.311,36 euros.

El Gobierno andaluz ha incrementado 3,4 millones su aportación respecto a la convocatoria de 2018 después de haber estado los siete últimos años congelada. La Junta ha planteado en el Comité Regional del PFEA la necesidad de incrementar todos los años como mínimo un 5% el importe destinado a este programa.

La distribución de los 54.4 millones de euros por provincias será: Sevilla 12,2 millones, Córdoba 8,4, Granada 7,3, Jaén 7, Málaga 6, Cádiz 5,8, Huelva 4.4 y Almería 3 millones.

Juan Marín, en el momento de la firma del convenio del PFEA en Cádiz.

Tras la firma, los programas podrán empezar a funcionar de manera inmediata, “un tiempo récord puesto que este Gobierno ha sido capaz de llevar a cabo todas las actuaciones necesarias para la firma de los convenios y poder poner los recursos en apenas cinco meses después de la toma de posesión”, ha recordado Marín.

El objeto de este instrumento, articulado mediante la concesión de subvenciones, es la inversión en infraestructuras que proporcionen empleo a corto plazo pero que también sirvan de apoyo a una sociedad interesada en generar riqueza que permita conseguir un mayor empleo en zonas rurales.

La colaboración entre los niveles de Gobierno estatal, autonómico y local mediante este programa ha hecho posible la conclusión de un gran número de proyectos que han supuesto, además de una consolidación del nivel de inversión en obras y servicios de interés general localizadas en el territorio, sobre todo en el entorno rural, la contratación de personas desempleadas.

Los positivos efectos que el desarrollo del programa ha manifestado en el arraigo de las personas al territorio rural aconsejan continuar con esta medida para el año 2019. Esto se traduce en un elemento que contribuye a la mejora de las condiciones de vida de los trabajadores agrarios, tanto en lo referido a sus rentas como a sus empleos, así como en un sustancial avance en las dotaciones de los municipios andaluces, de sus infraestructuras y equipamientos básicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here