Las instalaciones deberán ser playeras y desmontables, y se instalarán después de las 10 de la mañana del día 23 y deberán levantarse antes de las 22 hora del día 24. 

La alcaldesa de Almuñécar, Trinidad Herrera, ha publicado un Bando en el que recuerda que es costumbre arraigada y muy tradicional el que de forma masiva se ocupen las playas del término municipal por el vecindario, instalándose toldillas, sombrajos y otros elementos de protección durante las horas de celebración de la festividad de San Juan, el día 24 de junio y su víspera el 23 de junio.

Del mismo modo, la regidora municipal ha advertido de que vistas las circunstancias que se han producido en otras ocasiones, que pueden llegar a perturbar el adecuado uso de las playas y la tradicional forma de la celebración por la inmensa mayoría de los vecinos, ha dispuesto de una serie de cuestiones de obligado cumplimiento.

En primer lugar, las instalaciones desmontables tradicionales, que se ubican en las playas para dicha festividad, no podrán colocarse antes de las 10 horas del día 23 de junio y deberán levantarse, como máximo, antes de las 22 horas del día 24 de junio actual.

En segundo lugar, en dichas instalaciones queda prohibida la ubicación de discotecas y similares, el desarrollo de actividades comerciales, la colocación de equipos musicales, la ubicación de generadores de electricidad y la colocación de mobiliario no propio de playas.

El Ayuntamiento tampoco permitirá la instalación de equipos musicales en los establecimientos de comida y bebidas (chiringuitos) de las playas.

Asimismo, se vigilará con especial atención que los ocupantes de las playas, al desmontar sus instalaciones, limpien el espacio que hayan venido disfrutando para evitar el que las playas queden convertidas en un vertedero de residuos, envases y otros enseres.

Para ello, el Ayuntamiento de Almuñécar, reunió hace una semana a la Junta Local de Seguridad, formada por las autoridades municipales, Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local, para preparar el dispositivo de control que se llevará a cabo y que contará con más de 40 efectivos de la Policía Local y un número indeterminado de efectivos de la Guardia Civil, que no ha trascendido por motivos de la propia seguridad.

La alcaldesa ha finalizado el Bando Municipal pidiendo la colaboración ciudadana para el buen desarrollo de la celebración de San Juan y ha recordado que los comportamientos inadecuados suponen un coste adicional a las arcas municipales que pagamos entre todos, para devolver las playas a las condiciones óptimas de uso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here