Además, la deuda a corto plazo, lo que el Ayuntamiento tiene que pagar en menos de un año, se ha reducido de 42 millones en 2011 a 9 millones en 2018 y el periodo medio de pago a proveedores ha pasado de 500 días en 2011 a 25 días en 2019. 

La alcaldesa de Almuñécar, Trinidad Herrera y el concejal de Economía y Hacienda, Antonio Laborda han dado cuenta de la situación económica municipal y la evolución de la deuda que ha pasado de 42.193.097,54€ en 2011 a 32.566.037,92 a 31 de diciembre de 2017. Lo que supone una reducción de 10 millones euros en los 8 años del gobierno de Trinidad Herrera.

Herrera ha explicado que, además, la deuda municipal a corto plazo, o sea, lo que el Ayuntamiento debe pagar a bancos, acreedores y proveedores  en menos de 1 año, que en 2011, cuando se hicieron cargo de la gestión del Ayuntamiento sexitano era de  42.193.097,54€ se ha reducido en 32.800.000€ y actualmente es de 9.396.109,51€ en 2017, que es el año contable liquidado. “Y además adelanto que este dato mejorará cuando realicemos el cierre contable de 2018”, ha espetado.

Herrera se ha referido a esta reducción de la deuda a corto plazo en 32.800.000€, teniendo en cuenta la crisis y las exigencias del Plan de Ajuste al que nos obligó el ministerio de Hacienda por la deuda contraída, teniendo que acogerse a la refinanciación del fondo del pago a proveedores. Esto implica, que “hemos pasado de pagar los intereses de la deuda del 5% al 1%, pasando deuda del corto al largo plazo  y así cumplir con nuestras obligaciones de pago, mientras que la deuda se financia a un tipo de interés más beneficioso para los almuñequeros y herradureños”, ha expuesto.

La regidora sexitana ha aclarado que “hoy los proveedores de servicios al Ayuntamiento de Almuñécar tienen un periodo medio de cobro de 25 días, mientras que en 2011 cuando llegamos al gobierno, el periodo medio de pago superaba los 500 días”, lo que repercute en el beneficio de las empresas y autónomos que prestan sus servicios al Ayuntamiento, ha señalado.

La reducción de esta deuda ha sido posible según la alcaldesa, “gracias a la contención del gasto sin descuidar cada servicio que presta el Ayuntamiento. Ya que miramos con lupa cada euro que sale del mismo”. “Hemos afrontado uno de los mayores problemas que tenía nuestra ciudad, que era la gestión de la deuda. Nos encontramos una administración quebrada, con una deuda de más de 42 millones de euros”, ha destacado Herrera.

La primera edil ha indicado también que han tenido que hacer frente al pago de varios millones de euros, derivados de sentencias judiciales condenatorias “por la mala gestión de gobiernos anteriores y el pago de devoluciones de convenios urbanísticos que se cobraron y se gastaron sin tener el Plan General de Ordenación Urbana aprobado y que también hemos tenido que devolver a sus legítimos propietarios”.

Trinidad Herrera ha recordado que el presupuesto de 2010 superaba los 45 millones de euros, que el anterior alcalde, Juan Carlos Benavides prorrogó en 2011 y le ha reprochado que inflara en 15 millones de euros los presupuestos “que se gastó sin haberlos ingresado ni recaudado. Por este motivo nos encontramos con un Ayuntamiento prácticamente intervenido por el Ministerio de Hacienda por el descontrol del gasto que había”.

La alcaldesa popular ha lamentado que “no hemos podido hacer muchas de las cosas que nos habíamos propuesto, porque no hemos tenido margen de maniobra”. El Plan de Ajuste a que nos obligó el Ministerio de Hacienda “por el despilfarro de los gobiernos de PA nos obligó a subir el IBI, que no ha sido una medida nuestra sino que para poder hacer frente a la deuda”.

De hecho, ha aclarado la regidora municipal, “la congelación de impuestos del IBI que hemos hecho este año, ha sido porque hemos bajado al máximo que nos permite la ley en el tramo local, para contrarrestar la subida del tramo estatal a que nos obliga el Plan de Ajuste”.

Herrera ha anunciado que dada la evolución positiva de reducción de la deuda este año, el año que viene ya “sí estamos en disposición de bajar los impuestos”.

Trinidad Herrera ha querido agradecer al concejal de Economía y Hacienda, Antonio Laborda, la “magnífica labor al frente de la economía municipal y que haya conseguido esta importante reducción de la deuda municipal y la refinanciación de la deuda a corto plazo, que sin duda es una gran gestión quedará para siembre y para el beneficio de Almuñequeros y herradureños”, ahora que el concejal popular ha decidido dar un paso al lado en la próxima legislatura. “Estoy segura de que quien le sustituya continuará con su labor y hará igualmente un trabajo magnífico”, ha concretado Herrera.

Antonio Laborda por su parte, ha agradecido la confianza de la alcaldesa y se ha mostrado orgulloso y contento con su gestión, a pesar, como ha detallado, de encontrarse a muchas familias y empresas económica y anímicamente hundidas por la crisis y por la gestión municipal del anterior gobierno. “Me quedo con esas familias a las que hemos ayudado a continuar dignamente con sus vidas y con sus negocios”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here