La Red de Vigilantes Marinos, iniciativa formada por buceadores voluntarios que luchan contra las basuras marinas, ya está lista para su próxima intervención, que tendrá lugar el fin de semana del 15 y 16 de junio. Se trata de una limpieza de fondos marinos que se desarrollará paralelamente en 30 puntos del litoral español.

En esta ocasión, se suman voluntarios de Colombia, Brasil y Cabo Verde, que intervendrán en estos países en nombre de la Red. La actuación se enmarca en ‘1 m2 por la naturaleza’ del Proyecto Libera, liderado por SEO/Birdlife y Ecoembes. A modo de avanzadilla, los voluntarios han limpiado los fondos de Cabo de Gata-Níjar (Almería), el pasado 2 de junio.

En la costa de Granada, el Club Universitario de Buceo limpiará los fondos de Castell de Ferro, Gualchos, Lujar, donde existe una importante pradera de Posidonia oceánica de enorme valor ecológico, muy castigada por el plástico y los desechos procedentes de la costa.

Este es el tercer año consecutivo que los buceadores de la Red de Vigilantes Marinos quieren sumarse a la gran acción de retirada de basuras del entorno natural puesta en marcha por SEO/Birdlife y Ecoembes. Bajo el nombre ‘1 m2 por la naturaleza’, el Proyecto Libera vuelve a convocar a miles de ciudadanos con el objetivo de mantener los espacios naturales libres de basura. Los miembros de la Red de Vigilantes Marinos se han involucrado un año más en esta iniciativa con el fin de actuar en su medio, el mar, extrayendo residuos de diversa índole y poniendo así de manifiesto el gran problema que suponen las basuras para los ecosistemas subacuáticos. Los residuos sólidos que llegan a los mares y océanos ocasionan la muerte de más de un millón de aves y cien mil tortugas y mamíferos anualmente.

Una pradera de Posidonia que hay que proteger

El Club Universitario de Buceo Granada, una asociación de buceadores sin ánimo de lucro vinculada a la Universidad de Granada como Asociación Alumni, se encargará de la limpieza de una extensa pradera de Posidonia oceánica situada junto a la Playa de Cambrile, en Gualchos. El CUB también está integrado en la Red de Vigilantes Marinos. Posidonia es una planta superior que cumple un importantísimo papel medioambiental como hábitat para innumerables peces y como sumidero de CO2, el que se ha dado en llamar Carbono Azul. En esta pradera, el CUB tiene instalada una estación de seguimiento para evaluar la salud de este ecosistema, y en las últimas visitas se ha observado una altísimo incidencia de plásticos procedentes de costa. Estos plásticos acaban ahogando a la pradera y matándola, por lo que es imprescindible su limpieza. El CUB desplazará a una treintena de buceadores a la zona que se unirán a los proporcionados por el Centro de Buceo Calahonda, con apoyo de gente en tierra que tratará de limpiar la zona de arena y rocas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here