El Rincón de la Victoria volvió acoger uno de los Trail de montaña más bonitos del verano, donde una vez más se tuvo participación almuñequera, Tomás participe por cuarto año consecutivo.

Llega el mes de agosto y los Trailrunners se empiezan a frotar las manos después de algunos meses inscritos, la Jabega es sinónimo de disfrutar de un carrera impresionante echa para el corredor popular y élite a la vez, pues todos los corredores tendrán su protagonismo al cruzar la línea de meta cada cual a su nivel.

La salida y meta como todos los años, desde la misma Playa, en las inmediaciones de la Oficina de Turismo en el Paseo Virgen del Carmen a las 21:30 h, para recorrer 16 km con un desnivel positivo de 500 metros con un año más de éxito participativo y todos los dorsales agotados semanas antes, en esta ocasión 523 trailrunners fueron los llegados.

El recorrido simplemente magistral, eso sí, muchísima calor en forma explosiva con muchísima humedad y donde se combina playa, río, arroyo y montaña en una carrera de dificultad media, empezando unos  km por la playa y el rebalaje, para acceder durante algunos km al río Granadillas en sentido ascendente, para acceder por sendero y carril para culminar en lo más alto, el Cerro Zalazar- La Capitana, para seguir ondeando por la Cresta hasta empezar el descenso que nos lleva al Arroyo Totalán y enganchar los últimos km por la Playa y rebalaje de la  Cala del Moral, subida a los acantilados para acceder al túnel que nos hará llegar a la Playa del Rincón, últimos compases por el rebalaje para alcanzar la espectacular meta justo en el Rebalaje.

El almuñequero del Club Atletismo Almuñécar volvería a disfrutar ya en su cuarta edición de la Jábega, cuatro de cuatro y pensando en la quinta edición, para Tomás Bustos Alaminos carrera lenta pero disfrutando del encanto de todo lo que aporta esta carrera nocturna, 1h:59 minutos su tiempo de llegada, junto a los compañeros y hermanos almerienses Javi y Antonio José Sánchez robles.

Sensacional organización, balizado y gran voluntariado, además como cada año excepcional punto de avituallamiento final con toda clase de frutas, bebidas y el ya el típico espeto de sardinas para todos los corredores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here