La Unidad de Policía Adscrita a la Comunidad Autónoma de Andalucía denuncia a una persona como presunta autora de un incendio forestal en Alamedilla

El fuego, que calcinó 7,1 hectáreas, se originó por la negligencia de un individuo por el mal uso de un generador utilizado para el bombeo de aguas de regadío

La Unidad de Policía Adscrita a la Junta de Andalucía ha denunciado a una persona en la provincia de Granada en relación al incendio forestal del pasado 10 de agosto en el paraje conocido como “La Sierrecilla”, dentro del termino municipal de Alamedilla, por un delito de incendio forestal negligente. El fuego pudo ser controlado gracias a la rápida y eficaz intervención de los medios de extinción pertenecientes al dispositivo del Plan Infoca.

Los funcionarios del Área de Medio Ambiente de la Unidad de Policía Adscrita de la Jefatura Provincial de Granada se desplazaron a la zona del incendio tras el aviso del servicio de Emergencias 112 Andalucía, donde tras comprobar la ausencia de peligro para las personas, iniciaron la investigación para determinar el origen del mismo, sus causas y posible autoría. Todo ello en colaboración con la Brigada de Investigación de Incendios Forestales del Cuerpo de Agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

Así las cosas, como resultado de la investigación, se determinó que el fuego fue causado por la supuesta negligencia de la persona denunciada, responsable del mantenimiento de un generador utilizado para el bombeo de aguas de regadío.

Y es que, el investigado no realizó un cortafuegos perimetral alrededor del generador, tal y como establece la ley (franja de seguridad libre de vegetación), ni adoptó ninguna otra medida preventiva de seguridad suficiente para evitar el desprendimiento de partículas incandescentes a través del tubo de salida de gases del citado generador, lo cual hubiera evitado la propagación del fuego al resto de vegetación afectada.

De no ser por la rápida actuación del personal de extinción de incendios del Plan INFOCA de la provincia de Granada, no se hubiera podido controlar y extinguir el fuego, que podría haberse propagado de forma rápida e incontrolada, con el consiguiente peligro para la vida de las personas y cortijos de la zona. En todo caso, las llamas calcinaron una superficie aproximada de 7,1 hectáreas de vegetación forestal.

Por tal motivo, los agentes de la Unidad de Policía Adscrita a la Junta de Andalucía
procedieron a la toma de declaración como investigado (no detenido) del presunto autor
de estos hechos e instruyeron el correspondiente Atestado Policial, dando cuenta al Juzgado de estos hechos y poniendo a disposición judicial a la persona implicada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here