La Policía Nacional detiene en Motril a un activo delincuente que había generado alarma social entre la población por numerosos atracos a viandantes 

  • Sobre el arrestado, que ya fue detenido en el mes de junio como presunto autor de cuantiosos robos violentos, se había establecido semanas antes un amplio dispositivo de búsqueda por la presunta comisión de dos robos con violencia más contra la ciudadanía y un robo en un domicilio perpetrados durante los meses de julio y agosto en Motril
  • Tras ser localizado en la barriada de San Antonio ofreció una fuerte resistencia a su detención y comenzó a gritar y patalear lo que atrajo a una masa hostil de vecinos que rodeó a los policías
  • El padre del detenido, de 52 años, se encontraba entre la masa y también agredió a los policías, apoderándose además de un equipo de transmisiones de éstos por lo que también fue detenido

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Motril (Granada) a un varón de 26 años y a su padre de 52, ambos con antecedentes policiales anteriores. El primero como presunto autor de dos robos violentos y un robo mediante escalo en un domicilio, y a su padre como presunto autor del robo de un equipo de transmisión a uno de los policías intervinientes en la detención del hijo, a quien también agredió.

Dispositivo específico de búsqueda debido a la alarma social generada

Durante varias semanas agentes de la Comisaría de Motril venían desarrollando un dispositivo específico con el fin de localizar y detener a un varón que había generado cierta alarma social entre la ciudadanía debido a sus acciones delictivas. Al parecer, esta persona se había especializado en los robos con violencia e intimidación, muchos de ellos con arma blanca, en los que no dudaba en agredir a sus víctimas para conseguir hacerse con los objetos de valor y dinero que portasen. Estos sucesos tuvieron lugar durante el mes de junio y la investigación llevada a cabo por policías de la Comisaría de Motril llevó a obtener indicios de autoría sobre el varón de 26 años que fue detenido en el mes de julio.

Se trata de un conocido delincuente habitual muy escurridizo y adicto a diversas sustancias estupefacientes, a quien nuevas investigaciones le suponían autor de otros dos delitos de robo con violencia e intimidación, uno a un repartidor de comida a domicilio al que sustrajo dinero y otro a una joven junto al portal de su domicilio a quien intimidó, propinó un tirón de su bolso y arrojó al suelo ocasionándole lesiones leves y uno de robo en un domicilio al que habría accedido por una ventana tras escalar la fachada de la vivienda y de donde se habría apropiado de diversos efectos y más de 800 euros en efectivo. Estos sucesos acontecieron en el mes de agosto y son por los que estaba siendo buscado.

Una masa hostil de vecinos rodeó a los agentes durante la detención

Tras ser buscado durante semanas, la madrugada del pasado día 8 una dotación camuflada perteneciente a la Brigada de Seguridad Ciudadana de Motril lo localizó en la barriada de San Antonio de la localidad.

En el momento de su detención se resistió violentamente agrediendo a los agentes, comenzando a gritar y patalear lo que atrajo a una masa hostil de vecinos que los rodearon y a quienes azuzaba, entre los que se encontraba su padre, quien también los agredió, apoderándose además de un equipo  de transmisiones, de modo que los policías, se vieron obligados a solicitar ayuda de otras dotaciones, que a su llegada facilitaron la detención del individuo. Al día siguiente, por la mañana, se procedió a la detención del padre de 52 años de edad, como presunto autor de atentado a agentes de la autoridad, lesiones y el robo del equipo.

Tres de los agentes que intervinieron resultaron lesionados levemente mientras los detenidos ya han sido puestos a disposición de la autoridad judicial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here