La Policía Nacional detiene al empleado de un taxi de Granada por propinar un cabezazo a un cliente 

  • La actuación policial se inició tras recibir una denuncia en la que un varón informaba acerca de una agresión perpetrada por el conductor de un taxi al que había subido poco antes 
  • En un momento del recorrido el cliente le indicó que detuviese el vehículo, ya que había observado una cantidad elevada en el taxímetro y le pidió explicaciones sobre la misma 
  • Entonces se inició una discusión entre ambos que podría haber llevado al taxista a creer que el cliente no tenía intención de pagar el importe de la carrera 
  • De repente el taxista propinó un fuerte cabezazo contra el rostro del cliente lo que le provocó una fractura nasal por la que hubo de ser intervenido quirúrgicamente 

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a un  varón de 47 años como presunto autor de las lesiones producidas a un cliente en el transcurso de una carrera como empleado de un taxi.

El suceso tuvo lugar en torno a las siete de la mañana del pasado día 29 de septiembre, cuando una pareja cogió un taxi en una localidad del cinturón de la ciudad para que los trasladara hasta el Palacio de Congresos de Granada.

En el transcurso del trayecto y sin que hubiese ninguna incidencia hasta el momento, el varón indicó al conductor que detuviese el taxi debido a que el taxímetro marcaba lo que le pareció una cantidad más elevada de lo que debería desde el inicio de la carrera. En ese momento se inició una discusión entre taxista y cliente en la que el primero puso en evidencia su parecer acerca de la intención de no abonar la carrera del segundo. Hasta que en un momento dado, tras subir el tono de la discusión y sorpresivamente, el chofer propinó un fuerte cabezazo sobre el rostro del varón y acto seguido se marchó el lugar.

Una vez recibida la denuncia que presentó el perjudicado, agentes del Grupo de Delincuencia Urbana de la Comisaría de Distrito Sur de Granada iniciaron las investigaciones para el total esclarecimiento de los hechos acaecidos y la plena identificación del presunto autor de los mismos.

Finalmente el conductor del taxi, quien resultó ser un asalariado del propietario, fue detenido como presunto autor de un delito de lesiones, una vez que los policías comprobaron que el resultado de las mismas fue una fractura nasal por la que el cliente necesitó pasar por una intervención quirúrgica.

El detenido ya ha pasado a disposición de la autoridad judicial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here