El consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y UniversidadRogelio Velasco, ha manifestado en comisión parlamentaria que desde su departamento “se está poniendo todo el esfuerzo en la resolución de las convocatorias en curso para desbloquear proyectos de infraestructuras, investigación y capital humano relacionados con el I+D+i de la convocatoria 2012/2018 paralizados por la inacción del Gobierno anterior”. En concreto, y a cargo de distintos programas, se trata de incentivos incluidos en el Plan Andaluz de Investigación y Desarrollo e Innovación (PAIDI) 2020 por un total de 100 millones de euros, “que van a tener un gran impacto en los grupos de investigación andaluces”.

Entre las distintas convocatorias para proyectos de I+D+i que quedan pendientes, y que además “son requisito previo para la publicación de las nuevas actividades que se vayan a impulsar”, destacar, según el consejero, “el importe de las ayudas a centros públicos para proyectos de investigación, que eleva la dotación inicial de 35 a 50 millones de euros en los presupuestos de 2019. También están pendiente de resolución definitiva la convocatoria de ayudas para infraestructuras y equipamientos de I+D+i para centros públicos, “por un valor de 20 millones de euros y que se resolverá definitivamente en los próximos meses”.

Junto a esta convocatoria, otra que también se encuentra a la espera de resolución definitiva es la de “ayudas a la realización por parte de entidades públicas de las Actividades de transferencia de conocimiento al sistema productivo, con una dotación de 7 millones de euros y que también se espera resolver en los próximos meses”, ha añadido el consejero.

Velasco ha resaltado durante la comisión de Economía celebrada en el Parlamento que “uno de los objetivos de este equipo ha sido centrarse en el análisis de las dos líneas de incentivos para entidades privadas calificadas como agentes del Sistema Andaluz del Conocimiento, a las que concurren centros tecnológicos y otras entidades”, y en este supuesto concreto el consejero ha avanzado que ya se cuenta “con una propuesta provisional de resolución de la línea dirigida a la adquisición de material científico y mejora de las infraestructuras y el equipamiento de I+D+i”. Esta línea, que está dotada con 15 millones de euros, está en periodo de alegaciones y en breve se procederá a la publicación de la resolución definitiva.

Por último, la segunda línea de ayudas que afecta a los centros tecnológicos y otras entidades “y está destinada a financiar proyectos de investigación, desarrollo e innovación”, cuenta con una financiación de 8 millones de euros a través de Fondos FEDER, y podrá tener una resolución provisional antes del mes de octubre, ha abundado el consejero.

Velasco ha apuntado también que próximamente se convocará bajo la presidencia de Secretaría General de Universidades, Investigación y Tecnología, la comisión interdepartamental del PAIDI, en la que analizará la situación del Sistema Andaluz del Conocimiento y se hará balance de ejecución del actual plan en curso.

El impulso que el nuevo Gobierno andaluz quiere dar a la inversión en I+D+i procede de unos objetivos que no han conseguido alcanzarse en Andalucía, ya que “el gasto andaluz en I+D respecto del PIB ha pasado del 0,46% en el año 90 al 92% en 2017, cifra que aún queda lejos del 1,20% que supone el peso del gasto nacional en I+D sobre el PIB y del 2% que el PAIDI tenía como objetivo para Andalucía”, ha destacado Velasco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here