El Gobierno andaluz ha acordado la puesta en marcha de una decena de medidas para apoyar al sector cárnico ante los posibles efectos negativos que puedan derivarse del reciente brote de listeriosis en la comunidad, que ya se encuentra en fase de remisión.

Estas medidas, que se pondrán en marcha una vez que finalice la alerta sanitaria decretada, han sido acordadas durante el transcurso de una reunión que ha tenido lugar este lunes en el Palacio de San Telmo, sede del Gobierno andaluz, y en la que han participado cuatro consejeros del Ejecutivo autonómico y diferentes representantes del sector empresarial andaluz.

En concreto, han asistido al encuentro los titulares de las consejerías de Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo; de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco; de Agricultura, Pesca, Ganadería y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo; y de Salud y Familias, Jesús Aguirre.

Por parte del sector empresarial, han estado presentes el secretario general de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Luis Fernández-Palacios; el presidente de Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía, Juan Rafael Leal Rubio, y el gerente, Jaime Martínez Conradi; y el secretario de Landaluz, Miguel Ángel Jiménez Segador, además de asociaciones provinciales de la industria de la carne y empresas del sector.

Entre las medidas acordadas se encuentra impulsar una campaña de promoción de consumo de carne; una campaña de información sobre el alto nivel de autocontrol en seguridad alimentaria de las industrias cárnicas andaluzas, y sobre su comportamiento, en general ejemplar, en materia de cumplimiento de la normativa establecida; e impulsar una Mesa técnica con el sector cárnico andaluz con presencia de las consejerías competentes en materia de ganadería e industria agroalimentaria y salud para ratificar los protocolos y coordinar los controles en materia de seguridad alimentaria.

A ello se une también, una Mesa de análisis y evaluación del impacto de ventas de productos cárnicos en los próximos meses con el objetivo de poder justificar una posible petición de disminución de módulos fiscales a los ganaderos afectados.

En materia laboral, se ha acordado la implementación de un Plan especial para los trabajadores afectados por la crisis de la listeriosis, que contiene una serie de medidas efectivas con el fin último de recolocar a los trabajadores que hayan perdido su puesto de trabajo como consecuencia de la mencionada crisis.

También, llevar a cabo un cambio normativo para obligar a las empresas agroalimentarias a tener contratado personal especializado en labores de control y garantía de salubridad y, una vez regulada esta cuestión, la puesta en marcha de un incentivo económico a la contratación de personal técnico para las tareas de autocontrol que llevan a cabo las empresas del sector.

Esta contratación supondrá la incorporación de personal especializado que pueda llevar una vigilancia más estrecha de los procesos de producción y del control sanitario de los mismos. Y, a su vez, supondrá una mejora en la reputación del sector, en términos de garantía de control interno, que en este momento se ve mermado frente a los casos que se están presentando.

En materia sanitaria, se ha acordado que la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica inicie la revisión del Protocolo de Gestión de Riesgo por listeria en las empresas, que actualizará el vigente; la creación de un grupo específico para revisar los protocolos ante las crisis alimentarias; y mejorar la información a las embarazadas sobre los síntomas por listeriosis y prevención de la misma.

El brote de listeriosis se encuentra en estos momentos en fase de remisión. Según los datos actualizados, hay 21 pacientes ingresados, lo que significa una reducción del 86% respecto al día 22 de agosto que alcanzó el pico de hospitalización. Las embarazadas ingresadas son 5, lo que supone también una reducción de ingresos en estas pacientes del 82% respecto al mismo 22 de agosto.

536 industrias cárnicas andaluzas

Andalucía cuenta con 536 industrias cárnicas andaluzas que facturan 1.800 millones, lo que supone el 7% de la industria cárnica española y el 11% del total de la industria alimentaria andaluza. Hay 12.000 explotaciones ganaderas dedicadas a diversidad de producciones cárnicas: aves, porcina, bovinas, ovinas y caprina, equina y conejos.

La comunidad autónoma produce más de 700.000 toneladas de carne, lo que representa un 10% de la producción cárnica española, situándose como la tercera comunidad en producción de carne, detrás de Cataluña y Castilla y León. La cifra de personas ocupadas en el conjunto del sector cárnico andaluz supera las 24.000, situándose en más de 8.800 los empleados en la industria cárnica andaluza.

Andalucía dispone además de 6 denominaciones de calidad que amparan productos cárnicos: las denominaciones de origen protegida (DOP) Los Pedroches y Jabugo, las indicaciones geográficas (IPG) del Cordero Segureño, el Jamón de Trevélez y el Jamón de Serón y la Especialidad Tradicional Garantizada (ETG) Jamón Serrano, de ámbito nacional. Junto a ello, se sitúa como la primera comunidad en producción de carne ecológica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here