El Gobierno de Andalucía va a impulsar, mejorar y ampliar el programa de Respiro Familiar que ofrece a las personas que tienen familiares con discapacidad en situación de dependencia a su cargo. El Consejo de Gobierno ha acordado el encargo a la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, departamento que gestiona esta prestación.

En el ejercicio 2020 se van a incrementar las dotaciones existentes en la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía (ASSDA), y se adoptarán medidas para disminuir la aportación económica de las familias, de manera que se facilite el acceso a este recurso asistencial.

Se trata de un servicio de estancias temporales en centros residenciales, como respuesta a las necesarias ausencias de los familiares y cuidadores por motivos de descanso, enfermedad u hospitalización, así como emergencias y otras circunstancias personales.

El servicio puede tener una duración de entre 24 horas y un mes, prorrogable.

El servicio residencial puede tener una duración variable entre 24 horas y un mes, con carácter prorrogable, para facilitar que los familiares puedan, sin condicionantes económicos o personales, desarrollar sus proyectos y capacidades personales o profesionales.

En un primer momento, este recurso se destinó a personas con más de 16 años y, posteriormente, se generalizó a niños y niñas menores de esta edad con el objetivo de llegar a un mayor número de beneficiarios y beneficiarias. Su objetivo es colaborar con las familias cuidadoras, a las que se prestado apoyo mediante un servicio residencial que contribuye a reducir la sobrecarga familiar que recae, actualmente, en mayor medida sobre las mujeres andaluzas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here