El eclipse total de luna del viernes 27 de julio, fue el más largo previsto para todo el siglo XXI.

La luna se teñó de un color rojo intenso y dio lugar al eclipse lunar más largo del siglo XXI.

La Luna no sólo no desapareció de nuestra vista sino que se pudo ver de un color rojo o rojizo, lo que se conoce popularmente como luna de sangre. Esto se debe a que la luz del Sol atraviesa la atmósfera de La Tierra que filtra sus componentes azules y solo deja pasar la luz roja, que es la que refleja el satélite.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here