Izquierda Unida Salobreña, denuncia “la caótica situación generada por las obras en la Pontanilla, que hace imposible la vida para vecinos/as y pone en riesgo la seguridad de las personas”.

IU dice ser conciente que cualquier obra en la vía pública, causa trastornos en tráfico y en las personas. “Pero también que las obras no pueden hacerse, sin la debida  Seguridad en su desarrollo y de forma tan irresponsable. Domingo principio de tarde, un vehículo revienta la rueda, como consecuencia de un bordillo que asemeja a un cuchillo (junto a La Bodega), algo tan previsible que no nos explicamos cómo puede pasar como si fuera normal. Lunes proceden a reparar dicho bordillo “empleados municipales”, pero lejos de reducir el riesgo, lo dejan tal cual estaba, para el siguiente que seguro lo habrá”.

Para la coalición de izquierdas les parece “irresponsable, que durante la realización de obras, no haya habido una ordenación del tráfico que evite situaciones caóticas (Máquinas palas mientras coches pasan por debajo de la carga, personas mayores que no saben cómo cruzar o desplazarse porque no hay medida prevista alguna). Que no se hay secuenciado por fases, para terminar con una calle y empezar con otra”.

IU señala que el problema se ve agudizado con los  tráiler diarios que suministran a Mercadona, “haciendo maniobras alucinantes, entre los coches y las personas, situación que ya denunciamos en su momento, cuando el anterior Equipo de gobierno (PSOE) le hizo tan generoso favor de privatizar una calle para su exclusivo uso, y así poder ampliar sus instalaciones, anulando muelle de carga por ampliación de tienda. Algo inexplicable. Pero no queda la cosa aquí. Por la noche y una vez terminado el ruido y molestias de las obras, empiezan los ruidos de las cámaras frigoríficas de los tráileres y maquinas descargando toda la noche”, señala..

IU no entiende que se haya informado o consensuado con los vecinos y vecinas, la nueva ordenación de los estacionamientos junto al estanco, y la oportunidad de regular el tráfico de manera distinta, que no obligue a salir por la calle de Mercadona todo el flujo que pretende desplazarse hacia el sur. “No pretendemos suplir el criterio de los técnicos, sino exigir el derecho ciudadano a ser consultado e informado”.

Esta denuncia es consecuencia, y según señala IU en un comunicado, “del tremendo enfado de vecinos y vecinas que residen en la zona de la Pontanilla, y están desesperados y asustados por la inseguridad que esta genera”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here