“In or out” by Leo Hidalgo (CC BY 2.0)

El incremento del deporte de las canastas en la ciudad granadina de Motril es un hecho, siendo gran parte de la ilusión de estos niños llegar a profesionales o incluso a la selección española.

Motril es una ciudad en la que el deporte es parte fundamental de su historia. Hasta hace no mucho tiempo, el pueblo podía disfrutar de un club de baloncesto profesional que llevaba el nombre de la ciudad por todas las partes de España, el Club de Baloncesto Santa Adela – Motril.

Sin embargo, su desaparición en el 1997 creo una especie de desilusión para todo el mundo en el pueblo. Desde entonces se comenzó a realizar una tremenda labor para crear una buena base de jugadores y equipos jóvenes en este deporte que tanto había servido a la gente de Motril para hermanarse.

En la actualidad, muchos de sus niños y niñas compiten con la intención de devolver el nombre de la ciudad a lo más alto del panorama andaluz. Ya sea a través del equipo senior, o quién sabe si por fichar por algún club de la Liga ACB, la mejor liga española de baloncesto en la que podemos hacer muy buenas apuestas.

El sueño de la gran mayoría de niños de esta ciudad granadina es llegar a lo más alto deportivamente hablando. Jugar en un club como el CB Granada o el Unicaja de Málaga y poder incluso ser seleccionado por el combinado nacional español es todo un impulso para aquellos chavales que cada día entrenan duramente para seguir creciendo en su talento baloncestístico.

Una de las claves de este resurgimiento en el deporte de las canastas, como ya hemos explicado, es el del club que un día hizo tan famoso el baloncesto en Motril. Pero no es la única pieza que ha hecho falta para que se cree la base tan buena que hay en la actualidad de futuros buenos jugadores.

Siempre muy unido al CB Granada, en Motril se llegó a alcanzar un convenio con el club nazarí para acoger al segundo equipo de estos. Todo un lujo haber sido elegidos como sede principal para llevar al filial del club más importante de la provincia.

En ese momento se abrió un nuevo espejo en el que fijarse para los jóvenes, ya que, desde entonces el CB Granada ha pasado incluso por la Liga ACB, aquella a la cual quieren llegar todos los niños que comienzan en este mundo. Otra de las claves de ilusión y esfuerzo que todos han puesto para sacar adelante el proyecto de baloncesto en Motril, es la gran acogida que desde siempre ha habido en esta ciudad hacia el deporte.

Como ejemplos de grandes deportistas nacidos en Motril tenemos a los hermanos Callejón, Juanmi y José María, o a Luis Rubiales, todos ellos futbolistas. Los tres han jugado en Primera División y siempre han llevado consigo en todos sus éxitos la bandera de donde vivieron y crecieron cuando comenzaban a despuntar. Ellos seguramente sirvan de inspiración para aquellos que quieren llegar a triunfar en sus respectivos deportes y creen en que desde Motril se puede llegar muy lejos. Y, además, parece que cada día más si a baloncesto nos referimos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here