• El altercado se inició cuando un individuo irrumpió en un bar montado sobre un caballo insultando y amenazando a los clientes 
  • Tras huir a galope por el centro de la localidad increpó a los agentes cuando lo interceptaron enfrentando el animal en posición vertical contra los mismos solicitando a la vez apoyo a sus amigos y familiares para evitar la detención 
  • Finalmente fue detenido junto a otras dos personas después de producirse una batalla campal con una veintena de personas que intentaron impedir la detención 
  • La autoridad judicial decretó el ingreso en prisión del individuo que inició el altercado

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Motril a tres personas, dos hombres y una mujer, de 30, 31 y 51 años, todos con antecedentes policiales anteriores a los hechos, a los que se le atribuye la presunta autoría de la alteración grave del orden público y de causar lesiones a los agentes policiales. 

Los hechos se desencadenaron cuando se recibió una llamada al 091 alertando de la presencia de un individuo montado a caballo en el interior de un bar del centro de la localidad granadina de Motril, el cual se encontraba muy agresivo insultando y amenazando a los clientes del mismo.

Personados los agentes de inmediato en el lugar, interceptaron al mismo preguntándole sobre lo sucedido momentos antes, comenzando a gritar e insultar a los policías, agrediendo a uno de ellos y para huir a todo galope por el centro de la ciudad, provocando con ello una grave alteración de la seguridad del tráfico.

Ante tales hechos, solicitaron apoyo a otra dotación policial, incorporándose además un agente de paisano fuera de servicio que vio el desarrollo de los hechos desde la gasolinera donde se encontraba repostando su vehículo.

Una vez interceptado de nuevo junto con los policías que se incorporaron, y viéndose rodeado, alzó el caballo en posición vertical colocándolo sobre su patas traseras enfrentándolo contra los agentes varias veces hasta terminar cayendo al suelo tras forzar al animal. Momento que los actuantes aprovecharon para reducirlo, adoptando éste una actitud muy agresiva con patadas y puñetazos a la vez que pedía ayuda a amigos y familiares que se habían congregado, acudiendo unas veinte personas a impedir que se hiciera efectiva la detención.

Resultando finalmente, el individuo detenido junto a otras dos personas más y cinco agentes lesionados leves con magulladuras, golpes y uno de ellos con un mordisco en el antebrazo.

Los detenidos fueron trasladados a dependencias policiales y fueron puestos a disposición de la autoridad judicial que decretó el ingreso en prisión del individuo que inició el altercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here