Los Bomberos de Almuñécar siguen trabajando para extinguir el fuego del pajar de una granja en Molvízar.

Un bombero sexitano, afectado anoche por un ataque de calor, recibió el alta esta mañana.

Continúan los trabajos de los Bomberos de Almuñécar para extinguir el fuego en el pajar de una granja caprina de  la localidad de Molvízar, situada cerca de la carretera de acceso a la citada localidad (GR-5300) PK 11 que arde desde cerca de las 22 horas de ayer miércoles, según ha informado el jefe de los Bomberos sexitanos.

El fuego, que  comenzó sobre las 21,30 horas, aun se investiga el origen del mismo.  Alcanzó unas altas temperaturas hasta llegar el punto de sufrir un bombero un ataque de calor y por ello tuvo que ser evacuado al Hospital Comarcal de Motril donde recibió el alta a primera hora de la mañana de este jueves, así como colapsar la techumbre metálica que  cubría la miles de alpacas de paja que almacenaba la citada granja, colindante a vivienda y corrales que guardaban a varios cientos cabezas de cabras.

Los Bomberos de Almuñécar se tuvieron que emplear a fondo,  pero el fuego tomó tal  virulencia que pidieron ayuda a Bomberos de Motril, los cuales se sumaron a  las tareas hasta el control del mismo.

Por otro, las llamas fueron tan grandes que afectó a la red principal aérea de comunicación telefónica  que con Molvízar e Ítrabo, que  pasa colindante a la citada granja. Empleados de Telefónica procedían hoy a reparar los daños y dar de nuevo servicio a las citadas localidades.

El concejal de Seguridad de Almuñécar, Francisco Robles, se acercó hasta el Parque de Bomberos para conocer lo sucedido y al tener conocimiento de lo sucedido a un bombero se trasladó junto al jefe, José Manuel Rivas Franco, hasta el hospital comarcal para recogerlo ya que en ese momento le daban el alta.  Posteriormente se trasladaron hasta la granja de Molvízar, donde siguieron  los trabajos para sofocar el fuego, que aún sigue activo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here