En cumplimiento de la programación de las campañas de Vigilancia y Control para el año 2019 previstas por la Dirección General de Tráfico, entre los días 16 y 22 de septiembre se desarrollará una nueva campaña de control especial sobre distracciones al volante. 

¿Por qué esta campaña?

  • La distracción aparece como un factor concurrente en un 32% de los accidentes con víctimas mortales, principalmente por el uso indebido de teléfonos móviles, navegadores GPS u otros dispositivos. Por ejemplo, el uso del teléfono móvil es un factor que multiplica por cuatro el riesgo de sufrir un accidente.
  • En 2018, las diferentes policías notificaron 102.299 accidentes con víctimas. Estos accidentes ocasionaron 1.806 fallecidos en el momento del accidente o hasta 30 días después del mismo; 8.935 personas fueron ingresadas en un centro hospitalario y 129.674 resultaron heridas no hospitalizadas según fuentes policiales.
  • El principal motivo de esta campaña es concienciar a los ciudadanos de la importancia de la conducción responsable, pero va dirigida también a otros colectivos, como los peatones o ciclistas, en los cuales es frecuente observar estos imprudentes comportamientos, especialmente en el entorno urbano.
  • Circulando a 120km/h, un vehículo recorrerá en 3 segundos una distancia superior a 100 metros, la equivalente a la longitud de un campo de fútbol. Si el conductor ha apartado la vista de la carretera en ese tiempo, el vehículo circula sin control a lo largo de un tramo en el que pueden surgir diversas circunstancias que pueden producir un grave accidente.
  • La concurrencia del binomio distracción-velocidad aumenta muy significativamente los niveles de riesgo de sufrir un accidente.

Dentro de las causas más frecuentes de distracción podemos citar las siguientes:

  • Marcar un número o enviar un SMS por el móvil.
    • Buscar y contestar al móvil cuando suena.
    • Estar hablando por el móvil.
    • Circular bajo los efectos del alcohol.
    • Mirar o leer al conducir un diario, un mapa, etc.
  • Llevar niños alborotando o llorando.
  • Tratar de expulsar un insecto en el coche.
  • Fumar al volante.
  • Utilizar indebidamente los sistemas de navegación o GPS.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here