Motril@Digital.- Nicolás Navarro, número dos de la candidatura del PP que lidera Luisa García Chamorro, ha reaccionado en su cuenta de Facebook, respondiendo al acuerdo alcanzado por los miembros de la asamblea de AXSí de no apoyar a los populares a la presidencia de la Casa Consistorial. Y lo ha hecho en estos términos:

“Los vetos no son buenos en política y cuando un partido se presenta como “humilde” y que lucha por los intereses de Motril y lo primero que hace es vetar a la primera fuerza política de Motril, es que no respeta el sentir de la mayoría de Motrileños y la “humildad” salta por los aires, así ha actuado Andalucía por Sí. Motril se merece otra etapa, se merece mirar al futuro con los ojos de la ilusión y del respeto a todos, se merece el gobierno más fuerte y no repetir la historia de los egos personales. Motril se merece un gobierno sin vetos, un gobierno plural y de progreso y ese gobierno lo liderará Luisa García Chamorro. No tengo la menor duda. Honor a la palabra dada y compromiso a trabajar por el proyecto”, señala Nicolás Navarro.

El pactómetro

AXSí apoyará un gobierno progresista, lo que deja entrever que sus 3 votos tendrían como destinataria a Flor Almón, lo que significa que el PSOE está al día de hoy más cerca que el PP de ostentar el sillón de la presidencia de la corporación municipal, respecto ayer. Es decir, hoy Flor Almón tiene que convencer a menos partidos políticos que el PP para atesorar la mayoría absoluta.

Se espera la decisión que puede adoptar en este sentido Ciudadanos, que sigue, hasta este momento, ostentando la llave del gobierno municipal.

Flor Almón sería alcaldesa con los votos de AXSí, Ciudadanos e IU.

También podría serlo Luisa García Chamorro con los ediles de PMAS y Ciudadanos. El concejal de VOX no sería decisivo aunque se erigiría como  el partido político que conformaría un gobierno cuatripartito, PP-Ciudadanos, PMAS y VOX.

No se descarta un gobierno PSOE, AXSí, PMAS y Ciudadanos, que definiría la tercera posible opción del pactómetro corporativo motrileño. En esta hipótesis IU podría abstenerse.

Sea lo que fuere, las cuestiones personales que penden como espada de Damocles y como asignaturas pendientes, van a pesar más a la hora de elegir el nombre propio que se siente en el sillón alcaldable. Pronto lo sabremos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here