La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha garantizado la publicación de nuevas convocatorias de plazas y programas conforme vayan siendo necesarias para atender a menores extranjeros no acompañados (MENAS), “si las 1.200 nuevas plazas creadas recientemente fueran insuficientes”.

Así lo ha señalado durante su intervención en el Pleno del Parlamento, donde ha informado de la ordenación de los dispositivos de atención a estos menores con el objetivo de mejorar la atención inmediata de sus necesidades básicas de alojamiento y manutención.

La responsable de las políticas sociales en Andalucía ha recordado que, el pasado 5 de abril, se publicó la convocatoria de subvenciones destinadas a programas para la atención, acogida e inserción social y laboral de MENAS, con un total de 1.200 nuevas plazas, “una dotación inicial con la que se pretende cubrir la demanda que tenemos actualmente y la que se puede originar con el incremento de llegadas a nuestra tierra de menores inmigrantes en los próximos meses”.

La consejera ha informado de que el número de ingresos en el primer cuatrimestre de 2019 se ha incrementado en más de un 60% en relación al mismo periodo de 2018, 1.257 frente a los 781 del pasado año. “Estos números ponen de manifiesto el enorme reto que supone la inmigración, no sólo para Andalucía sino para toda Europa”, ha considerado Ruiz. Por ello, ha anunciado que en el mes de junio tiene previsto desplazarse a Bruselas para tratar en las instituciones europeas la dimensión internacional de esta situación y buscar nuevas líneas de apoyo a las políticas puestas en marcha por el Gobierno andaluz.

Itinerario personalizado

Ruiz ha defendido que la nueva normativa andaluza “no sólo da respuesta a las necesidades de manutención y alojamiento de estos menores, sino que define un itinerario personalizado que incluye la atención a las necesidades emocionales, educativas y de preparación para la vida independiente, como su inserción laboral y cualificación profesional”.

En definitiva, “constituye el instrumento técnico y jurídico que va a permitir, de una manera ágil, recabar la colaboración de entidades que disponen de los medios personales y materiales para atender adecuadamente a estos menores”, ha informado.

En este sentido, ha asegurado que “se está actuando con planificación y antelación de acuerdo con los datos estadísticos obtenidos y el conocimiento de las necesidades de este colectivo, y no mediante la tramitación de urgencia y procedimientos de emergencia como se ha venido haciendo por el anterior Gobierno socialista”.

Ruiz ha destacado que, con este nuevo procedimiento, “se concilia la necesidad de facilitar una respuesta ágil y flexible con una serie de garantías formales y materiales que salvaguardan tanto las exigencias de imparcialidad y el deber de atender a los menores como la adecuación de los fondos públicos aplicados a esta finalidad”.

“De esta forma, se permite habilitar y recabar, con carácter inmediato y de una forma ágil, la colaboración de entidades que dispongan de los medios personales y materiales para atender adecuadamente tanto a los menores que actualmente se encuentran en nuestros centros como a todos aquellos que continúen llegando, en el número que sean”, ha garantizado la consejera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here