JUNTOS, DEFENDIENDO EL MAR 
 
Más de cien voluntarios, tanto buceadores como personal en tierra, han permitido realizar la limpieza de este punto emblemático. Esta acción seguramente no haya limpiado al completo este rincón, es prácticamente imposible debido al alto volumen sumergido. Pero el objetivo es concienciar. Las personas se olvidan de la basura que cae al mar simplemente porque no la ven, porque desaparece.
Esa delgada linea azul del horizonte marino ha servido durante cientos de años como una gigantesca alfombra bajo la que esconder nuestras miserias.  Pero el mar está enfermo ahora. Los plásticos lanzados durante años y años se han desmenuzado por efecto del embate de las olas, convirtiéndolos en plásticos microscópicos que se han incorporado a nuestra cadena alimenticia.
Extraer esta basura del fondo marino y exponerla a los ojos de todos es la única opción que se les ha ocurrido a los buzos de toda España. Pero deberían ser las  administraciones las que hicieran algo ya.
Este año nos hemos llevado la sorpresa de encontrar la pradera de Posidonia extraordinariamente limpia y en buen estado así que el esfuerzo de la gente en tierra firme ha sido el que ha marcado la mayor parte del material recogido. 
 
Todo el esfuerzo realizado, tanto en tierra como en mar, ha tenido su recompensa. Hemos podido retirar unos 50 kg de basura, categorizados en los siguientes porcentajes:
 
10 kg de neumáticos (punto limpio) 
4 kg Envases 
 1 Kg vidrio
25 kg Plásticos, la gran mayoría procedente de invernadero 
8 kg latas de aluminio 
 
Se solicitaron dos contenedores al Ayuntamiento de Lujar para que los voluntarios pudieran depositar en ellos la basura retirada y facilitar de este modo la recogida de la misma por parte del ayuntamiento. 
 
Los datos obtenidos han sido enviados a la plataforma Marnoba, una plataforma de ciencia ciudadana desarrollada porVertidos Cero y KAI Marine Services que sirve para categorizar las basuras marinas recogidas y enviar los datos a la autoridad competente para poder preparar las acciones necesarias en función de la tipología de basura recogida. 
 
Este tipo de acciones no serian posibles sin la aportación y ayuda de un grandísimo numero de empresas comprometidas con el medio ambiente que han aportado los medios necesarios para que los voluntarios puedan realizar esta importante labor. Nos encontramos sin duda ante un desafío global, quizás el mayor al que se ha enfrentado nuestra especie. Y en su solución deberán intervenir todas las capas sociales: Ciudadanos, asociaciones, empresas e instituciones gubernamentales. Solo con el esfuerzo y el compromiso de todos podremos detener este autentico desastre para la vida en este planeta, que debería haber sido llamado Agua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here