La Guardia Civil detiene a ocho personas por falsedad documental en exámenes teóricos y prácticos para obtener permisos de conducir

  • El principal detenido se desplazaba desde Madrid a Baza (Granada) para suplantar la identidad del resto de los detenidos en  los exámenes a cambio de 300 euros
  • Las personas a las que suplantaba no hablan apenas español y desconocen las normas de circulación

La Guardia Civil, en el marco de la operación SOPPOMAN, ha detenido a ocho personas de nacionalidad senegalesa como presuntos autores de los delitos de suplantación de identidad y falsificación de documentos en los exámenes teóricos para la obtención del permiso de conducir.

La detención más importante ha sido la de un ciudadano senegalés de 37 años de edad que actualmente reside en Madrid, con antecedentes policiales, que es el que ha suplantado la identidad de otros siete compatriotas que apenas hablan español en los exámenes teóricos para la obtención del permiso de conducir.

El detenido posee permiso de conducir. Lo obtuvo en España el año 2011 y pone sus conocimientos a disposición de compatriotas suyos que no hablan español a cambio de 300 euros.  Aprovecha el parecido físico que hay entre él y el reto de los detenidos, y la dificultad que tienen los examinadores para diferenciarlo de las personas a las que suplanta en la fotografía en blanco y negro de los NIE (número de Identidad de Extranjero) con los que se identifica en los exámenes.  

Sorprendido examinándose en Baza

La operación comenzó el pasado mes de marzo y surge gracias al apoyo que el Grupo de Investigación de Tráfico de la Guardia Civil de Granada (GIAT) presta de forma regular a los funcionarios de la Jefatura Provincial de Tráfico durante la realización de los exámenes teóricos.

En una de estas pruebas los examinadores dudaron que la persona que se había sentado a realizar el examen fuera la misma que la que aparecía en la fotografía del NIE y alertaron a la Guardia Civil. El ahora detenido al ver a los funcionarios hablar por teléfono con los agentes, cogió el NIE y huyó apresuradamente de la sala de examen.

La Guardia Civil consiguió localizar al suplantador en las inmediaciones de una autoescuela de Baza, a través de la cual se había presentado al examen teórico de conducir. Los agentes además intervinieron entre sus pertenencias siete NIE y certificados médicos de personas de origen senegalés repartidas por toda España, documentos que pusieron a los investigadores de Tráfico en la pista de una trama para la obtención del permiso de conducir.

A raíz de la detención del suplantador, la Guardia Civil de Tráfico de Granada descubrió que también se había examinado de las pruebas teóricas para el carné de conducir suplantando a otros seis ciudadanos senegaleses en las provincias de Granada, Tarragona, Lérida, Huelva, Vizcaya y Toledo.

El suplantador ya tenía antecedentes policiales por hechos similares. Había sido detenido por la Guardia Civil en Cuenca en el año 2014, en Guadalajara y Valencia en 2016 y en Logroño en el año 2018, también por suplantar la identidad de otros compatriotas en los exámenes teóricos del permiso de conducir.

La Guardia Civil ha evitado con esta operación que personas que apenas si hablan español y que por tanto no han podido aprender la normas de circulación, obtengan el permiso de conducir y pongan en peligro sus vidas y las del resto de los conductores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here